Lleva un año y medio viviendo en Santiago de Chile. Antes lo hizo en Lima. Carmen Baena es emigrante por motivos laborales. La crisis ha desplazado al otro lado del charco a cientos de trabajadores españoles expertos en el sector de obra civil. Es el caso de su marido.

Aunque nació en Luque (Córdoba), Carmen vive en Pozuelo desde hace cincuenta años. Cuando supo que tenía que hacer las maletas y dejar su casa y alejarse de sus hijas sintió vértigo pero sabía que era lo mejor. Ya no trabajaba pero lo hizo durante varias décadas en una conocida empresa papelera de la Estación. En cierto modo le tranquilizaba saber que se marchaban con un contrato laboral bajo el brazo. Aquí las cosas no pintaban bien y aunque la decisión no fue fácil ha sabido adaptarse a cada situación. Siente nostalgia pero que las nuevas tecnologías le ayudan a llevarlo mejor.

Sus ojos azules han visto otro Pozuelo. Asegura que cuando llegó aquí de niña se hacía mucha más vida en el pueblo y que en sus tiempos mozos había más ambiente por las calles y plazas. Pero no lo cambiaría por nada.

Ahora que lleva un año y medio viviendo en Santiago de Chile no se siente extraña. Carmen dice que es similar a cualquier ciudad europea y que hablar el mismo idioma lo hace todo más sencillo. El clima es más suave con frío y calor pero nunca extremo como en Madrid.

¿Hay muchas diferencias entre la forma de vida chilena y española?
Pues no. Santiago de Chile es una ciudad muy cosmopolita y las costumbres son muy parecidas.

En cuanto a las tradiciones ¿Ya has descubierto alguna?
Sí claro. Aquí por ejemplo se celebran las Fiestas Patrias en familia y con los amigos.

¿Cómo lleva una madre la vida a miles de kilómetros de distancia de sus hijas?
Con mucha añoranza y pendiente siempre de Internet y del WhatsApp.

¿Qué es lo que más echas de menos de Pozuelo?¿Y de España?
Además de la familia, el ambiente. Echo de menos salir a tomar unas cervezas o a cenar con amigos que conoces desde hace muchos años.

Cuéntame cómo es tu día a día en la capital de Chile
Me suelo levantar temprano y después de tomar una tostada con aceite de oliva y tomate (desayuno típicamente español) me informo de las noticias de mi país y de Pozuelo. Después salgo a caminar y a realizar alguna actividad social o cultural que me viene muy bien para conocer a más gente.

¿Te ha dado tiempo a hacer turismo?
No demasiado porque aprovechamos las vacaciones de verano y navidad para volver a España. Aún así hemos hecho excursiones de fin de semana a Valparaíso y Viña del Mar. También paseo por Bellavista y conozco el Costanera Center, el edificio más alto de América del Sur.

¿Qué es lo que más te gusta de Santiago?¿Y lo que menos?
Lo que más la montaña y el mar. Y que nieve en verano. Lo que menos la contaminación y el metro en horas punta.

Carmen todavía no tiene claro cuando tomará un avión rumbo a Barajas para pasar unos días en Pozuelo con los suyos. Porque es pronto para pensar en una vuelta definitiva. En principio cree que podrían embarcar en agosto.

Para terminar le pregunto si quiere añadir algo y me contesta que desearme mucho éxito en mi nuevo proyecto “y que yo pueda leer tus puentes aéreos desde Pozuelo”.

Asunción Mateos Villar

Machu Pichu, Perú

“La Chascona” en Santiago de Chile.
Casa de Pablo Neruda

Plaza de la Aviación. Santiago de Chile

Nieve en verano. Montañas chilenas