“Acércate a la nariz rosas secas, su olor conforta el cerebro y el corazón”

Tanto en las civilizaciones antiguas como en la actualidad el perfume se ha usado para marcar la personalidad individual y atraer al sexo opuesto. El sentido del olfato es de uno de los más importantes a la hora de buscar pareja y junto con el del tacto fundamental en las relaciones sexuales. Los aceites esenciales pueden ayudarnos a vivir una experiencia nueva y única.

Desde siempre hombres y mujeres nos hemos perfumado generosamente. Aunque en la antigüedad los perfumes se apreciaban por sus propiedades medicinales porque se componían solo y exclusivamente de ingredientes naturales.
Los aceites esenciales son eficaces y sutiles, ya que actúan en la mente y a través de la misma, su efecto es directo y rápido, hacen que la luz del alma transluzca al exterior. El estado del cuerpo se ve afectado por el de la mente.

Perfumar el cuerpo con olores fragantes y cuidar la piel con aceites esenciales naturales es exuberante, bonito y sensual. Como perfumes los aceites esenciales tienen una naturalidad que es inimitable por los perfumes sintéticos.
Los arquetipos de Afrodita y Eros rigen el disfrute del amor, la belleza, la sexualidad y la sensualidad en mujeres y hombres, respectivamente; y los aceites esenciales los activan cuando los usamos.

Sensualidad es una palabra que usamos con frecuencia pero no somos conscientes de su amplio significado: la sensualidad es el lenguaje directo de las emociones, cuando todos nuestros sentidos están despiertos y activos y hace que tengamos un magnetismo personal irresistible.

San Valentín es un día especial para abrir y disfrutar plena y conscientemente de nuestros sentidos con nuestra pareja (confío en que este sea el primero de muchos días). Volver a enamorarnos, recordando y hablando de nuestro IDEAL de pareja, todo lo que nos gusta y nos enamora. Hacérselo saber y demostrárselo. Y como no, los aceites esenciales pueden facilitarnos el vivir una experiencia nueva y única.

Porque nos ayudan especialmente a sentirnos amados y amar, abriendo nuestro corazón; nos hacen sentir seguros de nosotros mismos. Los de acción afrodisiaca excitan nuestros sentidos ampliando la respuesta sexual al estimular la circulación sanguínea. Ya que re-equilibran el 4º chakra (corazón, amor) y el 2º chakra (centro de la energía sexual, el placer y la sensualidad).

DE FLORES PRECIOSAS Y EXÓTICAS
Son portadores de seducción, fascinación, romanticismo y promesas

Azahar: su acción es cálida y exótica sobre el corazón. Aumenta la alegría y el amor. Difunde una bella energía de amor.
Ylang ylang: exótico y voluptuoso. Su aroma es fuerte y dulce, conviene rebajarlo con algún cítrico (p.ej. bergamota), posee una importante acción afrodisiaca. Evoca la seducción y el erotismo, lo más noble y elevado que hay en la masculinidad. Se trata de seducir y gustar. Invita a vivir el presente, complacerse y gozar de ello.
Jazmín: el rey de los aromas, poderoso y exquisito. Afrodisiaco notable que calienta y relaja el corazón.
Geranio: crea armonía y buen humor entre la pareja. Buenísimo para aumentar la libido femenina.
Rosa: la reina de los aromas. Se dice que surgió de la sangre de Adonis, otras leyendas relatan que nació de la sangre de Venus. Su mitología es infinita y su simbología universal. En la farmacopea hindú se usa como afrodisiaco muy potente, reforzada con sándalo. Refresca el calor del corazón. Especialmente indicado para personas muy sensibles, idealistas y románticas. Es el equilibrio entre mente y corazón.

DE MADERAS Y RESINAS
Son persistentes y seductores

Patchouli: afrodisiaco notable. Su aroma mejora con el tiempo. Restaura las sensaciones corporales y los sentidos, facilitando la relación íntima. Utilizado en sinergia con el de geranio aumenta la conciencia de los sentidos y reconecta con la emoción.
Sándalo mysore: aroma de madera, dulce, recuerda el de la rosa con un toque exótico oriental. Ha sido empleado, más que ningún otro como perfume por derecho propio. Se emplea mucho en perfumería de alta gama. Celebra la unión carnal y el placer de la intimidad. La energía sexual se vive en un ámbito de conciencia más amplio. La apertura a la pareja permite el intercambio en seguridad y armonía.
Pimienta negra: afrosdisiaco. Su aroma es refinado y agradable.
Cardamomo: cálido, dulce y picante, muy agradable.
Benjuí: abre al erotismo.
Bergamota: aviva la vida sexual.
Jengibre: tónico sexual. Potente pero un poco lento.
Palo de rosa: afrodisiaco y estimulante sexual.

RECOMENDACIONES DE USO

Baño aromático: con un aceite esencial o combinándolo con otros. No más de tres.
Masaje: creando un aceite de masaje. El resultado es la relajación física y la estimulación sexual (no aplicar en la zona de los genitales). Ideal también para después de la ducha.
Perfume en ropa interior: colocar una bola de algodón impregnada con dos o tres gotas de aceite esencial en el cajón de la ropa interior. O añadirlo al agua del último aclarado de la lavadora.
Difusión: poner varias gotas. Lo normal son tres por 100 ml de agua. También se pueden poner en artículos de materiales porosos (tela, madera…) cerca de una fuente de calor.

¡Os deseo un Feliz y Aromático San Valentín!

Elena B. Arias
Bibliografía: Myriam Camara, Anna Vijo y Robert Tisserand

*** Para cualquier consulta sobre aromaterapia en general o elaboración de perfumes o aceites de masaje podéis contactar conmigo en el e-mail: elena.isis@hotmail.es

«Afrodita de Cnido» de Praxíteles. Copia romana. Museo del Louvre

¿Te animas a preparar un perfume?

Los de aromas florales son esencialmente femeninos, una combinación armoniosa sin el predominio de ninguna flor o 1 simple nota floral.
Los de aromas cipresinos, son persistentes y muy sensuales, del agrado de hombres y mujeres. Recuerdan un bosque después de la lluvia, a veces con un toque floral o cítrico.
Los de aromas orientales, son resistentes y seductores, con esencias de maderas, resinas, flores y especial exóticas, se adaptan a ambos sexos.

Algunas ideas:

10ml aceite vegetal de jojoba
1 gotas aceite esencial sandalo mysore
1 gotas aceite esencial jazmín
2 gotas aceite esencial rosa

8 ml aceite vegetal jojoba
1 gota aceite esencial patchouli
1 gota aceite esencia ylang ylang
1 gota aceite esencial naranja

10 mil aceite vegetal jojoba
2 gotas aceite esencia sandalo
2 gotas aceite esencial patchouli
3 gotas aceite esencial azahar
3 gotas aceite esencial rosa

** Una gota de aceite esencial de cardamomo en el pubis, estimula la libido y la energía sexual

¿Y un aceite de masaje?

Afrodisiacos:

10 ml aceite vegetal de almendras
4 gotas aceite esencial jazmín
8 gotas aceite esencial ylang ylang

10 ml aceite vegetal almendras
1 gota aceite esencial bergamota
2 gotas aceite esencial sandalo mysore
1 gota aceite esencial ylang ylang

10 ml aceite vegetal almendras
1 gota de aceite esencial sandalo mysore
1 gota aceite esencial jazmín
2 gotas aceite esencial geranio de Egipto
1 gota aceite esencial rosa

Cupido con mariposa. William Adolphe Bouguereau. 1888