Dice Irene Schiavon que el vestuario se ha puesto manos a la obra y en breve al teclado. Entre todas están dando forma al pregón que van a leer dentro de dos semanas desde el balcón de la Plaza Mayor. Cuando les comunicaron que ellas, las ganadoras de la Liga Nacional de Rugby, serían las encargadas de abrir las Fiestas en honor a la Virgen de la Consolación 2018 sintieron una mezcla de orgullo e ilusión.

Debe ser la misma que sentimos las gentes de Pozuelo de Alarcón cuando vemos correr a las chicas del Olímpico de Rugby por la Fuente de la Salud ajenas al calor de agosto. Nada de lo que han conseguido ha sido fácil. Su esfuerzo y la pasión que sienten por el rugby ha llevado al equipo a ganar tres veces la Liga Iberdrola, las dos últimas de manera consecutiva; este año y el pasado.

Son las mejores de España y no paran de alcanzar metas. La última tiene que ver con Japón. Patricia García, una de sus integrantes se ha convertido en la primera mujer española de la historia en firmar un contrato profesional con un equipo japonés de rugby.

Están entusiasmadas con la oportunidad que supone el pregón para dar a conocer un poco más su deporte. Y por ahí irán los tiros -y los ensayos-. Irene Schiavon me cuenta  que siempre han recibido el apoyo del Ayuntamiento y que nombrarlas pregoneras ha sido otro bonito gesto.

Y desde La Voz de Pozuelo anima a todas las chicas que lean estas líneas a probar el rugby. Entrenan en el polideportivo Valle de las Cañas los martes y jueves a las 20:00 horas. Ahora están a tope con la pre-temporada por los parques de la ciudad. Y en capilla pregonera.

Asunción Mateos Villar
Fotos: Mondela/FB